fbpx

“Se desmayarán de terror los hombres, temerosos por lo que va a suceder al mundo”. Lucas 21:26

INTRODUCCIÓN

Cada 5 de junio, se conmemora el día mundial del medio ambiente, cuyo cometido es concienciar a millones de personas a coadyuvar a un ambiente sostenible.

Dicha celebración es auspiciada y dirigida por las Naciones Unidas y hoy precisamente 5 de junio,-2023- marca el 50 aniversario desde su creación en el año 1973.

En este día se brinda la oportunidad de ampliar los conocimientos para una actitud responsable de las personas, empresas y comunidades para la preservación y mejoría del medio ambiente.

¿Y cuál es el impacto para la sociedad?

Las Naciones Unidas hacen nuevamente hincapié en los factores que han deteriorado el medio ambiente, “los efectos de la urbanización, la agricultura y la ganadería industrial, la tala de bosques y las emisiones de Co2, entre otras acciones, acelerando la pérdida de la biodiversidad por el calentamiento global, la desertización y la contaminación de océanos, mares y ríos”. Fuente: ONU y el medio ambiente.

El discurso central del día 5 de junio de este año, hace énfasis en la contaminación de los océanos, mares y ríos por el plástico.

Parte del documento destaca, “que el plástico representa el 85% de los residuos que llegan a los océanos y advierte que, para 2040, los volúmenes de este material fluirán hacia el mar casi triplicados, con una cantidad anual de 23 y 37 millones de toneladas.  Esto significa alrededor de 50 kilogramos de plástico por metro de costa en todo el mundo.  En consecuencia, todas las especies marinas, desde el placton y los moluscos, hasta las aves, las tortugas, y los mamíferos, se enfrentan a riesgos de intoxicación, trastornos de comportamiento y muerte. 

Los corales, los manglares y las especies marinas están sofocados por desechos plásticos que les impide recibir oxigeno y luz”.

En el mismo contexto, el documento hace alusión a los impactos por este fenómeno a la salud humana.  “El cuerpo humano también es vulnerable a la contaminación que generan los residuos plásticos, lo cual podría causar cambios hormonales, trastornos del desarrollo, anomalías reproductivas y cáncer.”

Este artículo versará, sobre lo que expone el discurso, de la destrucción de los corales, manglares y la contaminación de los océanos, mares, lagos y ríos;  y las causas principales que provocan estos fenómenos que tanto daño ha hecho a la biodiversidad del planeta.

 EL CONTEXTO BÍBLICO:

“Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género”. Génesis 1:21.

¿Cuáles son los monstruos marinos gigantes que creó Dios?  Ejemplo: Ballena azul, pez remo gigante, calamar colosal, calamar gigante, elefante marino del sur, entre otros.  El resto de especies marinas viven en los océanos, mares y ríos.

Ahora bien, según la zoología marina, -trata del estudio de los animales marinos-, ¿cuál es la importancia de los ecosistemas acuáticos? “Los océanos y la vida que contienen son fundamentales para el funcionamiento saludable del planeta, ya que suministran la mitad del oxígeno que respiramos y absorben anualmente un 26% de las emisiones antropógenas de dióxido de carbono emitidas a la atmosfera”.  En otras palabras, según Crónica de la ONU,  “la biodiversidad marina esto es, la variedad de vida en los océanos y los mares, es un aspecto fundamental de los tres pilares del desarrollo sostenible-económico, social y ambiental- que mantiene el funcionamiento saludable del planeta y propician servicios que sustentan la salud, el bienestar y la prosperidad de la humanidad”. En efecto, como explica la nota, los océanos y mares absorben el dióxido de carbono y lo devuelve a la atmosfera purificado; dichas emisiones contribuyen a la salud de la tierra.

Preguntémonos: ¿Si Dios creó el ecosistema marino para nuestra salud y bienestar, como explica la cita, porque su destrucción?  Ocurre, cuando se arrojan a los océanos, mares, playas y ríos grandes cantidades de plástico, de desechos industriales, cuando utilizamos cotidianamente envases de plástico, cuando no reciclamos ni reutilizamos a lo máximo el plástico, y lo peor, no tenemos educación ni consciencia biológica, ecológica para tratar con mesura la creación hídrica de Dios, o sea, el agua como cuna de la vida, es la expresión de la gracia de Dios en favor de los seres vivos.

Explica la cita que la vida de los océanos fundamentan tres pilares en el cual resalta lo económico.  El profeta habla sobre la amargura y pesadumbre que embarga a miles de personas en el mundo que viven de la pesca:  “Los pescadores también se entristecerán; harán duelo todos los que echan anzuelo al río, y desfallecerán todos los que extienden red sobre las aguas”. Isaías 19:8.  Vendrá sin duda el cierre de las empresas pesqueras una vez que se hayan reducido las especies marinas y por ende, el desempleo masivo especialmente en las zonas costeras del mundo.

¿ Y cuáles son los elementos que proveen oxigeno y reduce el dióxido de carbono en los océanos?

Los arrecifes de coral:

La palabra coral la describen Job 28:18; Lamentaciones 4:7 y el diccionario específica: “Que de estas especies-coral- llegan a formar los grandes arrecifes.

¿Qué son los arrecifes de coral?

Según el diccionario, “comunidad marina de aguas poco profundas cercanas a la costa, dominadas por comunidades de corales

Y estructuras rocosas, con una gran diversidad de especies de algas, invertebrados y peces”. 

Una vez que Dios posesiona a lo interno de los océanos y mares estos elementos los constituye como salvaguarda de la salud de las aguas y la humanidad, viene a nuestra mente lo escrito por el salmista:  “El cual hizo los cielos y la tierra, el mar, Y TODO LO QUE EN ELLOS HAY”. Salmo 146:6.  En efecto, la creación perfecta de Dios permite que toda su fundación tenga su razón de ser.  En el caso que nos ocupa implanta en las aguas arrecifes de coral que coadyuvan al mantenimiento y vida del sistema marino.  Los expertos afirman que, “los arrecifes de coral producen el 80% del oxigeno del mundo.  Esto se debe a la simbiosis que crean con distintas algas marinas”.  Sin embargo, los arrecifes de coral mueren cuando se arrojan a los océanos, mares y ríos, basura, desechos industriales, cantidades enormes de plástico, y esto provoca el aumento del nivel del mar, las altas temperaturas por el cambio climático, y provoca la muerte del sistema marino.  Algunos pueden migrar a ambientes menos cálidos, pero la mayoría perece.  ¿Acaso se está cumpliendo la profecía de Oseas? “Y aún los peces del mar morirán”. Oseas 4:3.

Otro punto que se discutió en la conmemoración mundial del medio ambiente, es lo relativo al detrimento de los manglares.

¿Qué es un manglar y para qué sirve?

“Los manglares son extensa vegetación que tienen tanto el agua dulce como salada.  Son ecosistemas ricos en biodiversidad, alberga cientos de peces, moluscos y crustáceos; zonas de anidamiento de gran cantidad de aves, además es el refugio de réptiles y anfibios, facilitando la salud a los arrecifes de coral.

¿Que ocasiona la pérdida de los manglares?

“Los desechos sólidos humanos, pesticidas y fertilizantes agrícolas, derrame de petróleo, etc”.

¿Qué pasaría si desaparecieran los manglares? 

Los ambientalistas afirman que los manglares entre otros, son verdaderos muros de contención contra huracanes y tormentas tropicales, además afirman que, “es la cuna marina de gran parte de la vida de los océanos y de hectáreas que almacenan más carbón que cualquier otro bosque.  Por ello su desaparición destruye las zonas costeras en el mundo por el ímpetu de huracanes y tormentas tropicales.  Además, desestabiliza el orden de los océanos con consecuencias graves a la humanidad”.  Lamentablemente este recurso valioso gradualmente se ha extinguido.  En nuestro país-Guatemala- “según estadísticas al día de hoy, ha perdido más del 65% de los manglares a causa de la industria del carbón, el avance de los monocultivos como la palma africana y la caña de azúcar; las salinas y la explotación minera en las playas”.  Por eso nuestro país en ausencia manglar está expuesto a los embates extremos del clima. 

La palabra de Dios habría predicho la destrucción gradual de los manglares: “Sin embargo, sus manglares no se volverán frescos,

sino que permanecerán salados”. Ezequiel 47:11.  Es decir que se empantanarán y morirán. Versión Kadosh

Deseo concluir este artículo mostrando estadísticas recientes de la situación alarmante de los océanos:

“En 300 años el ser humano acabó con el 87% de los humedales-los que concentran agua y hacen efectiva la recarga hídrica en los suelos a los mantos acuíferos cuya recarga abastece en el tiempo de sequía”.  El mundo enfrenta cada vez más sequías extremas, e inundaciones y la escasez de agua. 

Nos enfrentamos a la sexta extinción masiva, es decir una gran desaparición de especies; las poblaciones mundiales de peces, aves,

mamíferos, anfibios y réptiles han disminuido cerca del 58%, entre 1,970 y 2012; en los próximos años puede llegar a 67%.

Estamos inundados de plástico especialmente las micropartículas.  Se dice que podemos estar consumiendo en una semana cantidad de plástico equivalente al tamaño de una tarjeta de crédito.

Los mares se están acidificando; tres cuartas partes de los arrecifes de coral del mundo están amenazados por el Co2”.  Fuente: Tribuna de Opinión de Sara Cricero.

Reflexión final:

¿Hasta cuando la humanidad entenderá que una vez Dios creó los océanos con todos sus componentes  sirve para atrapar el dióxido de carbono que produce el exceso del Co2, evitando su rebote a la atmosfera? Sin embargo, una vez que las partículas se posesionan en la atmosfera producen altas temperaturas que agobian a los distintos países del mundo.

¿O acaso tiene ya su cumplimiento la profecía expresada por el Varón de dolores en el libro de Lucas 21:25? “Habrá señales en el sol, la luna y las estrellas; en la tierra.  Las naciones estarán angustiadas y perplejas por el bramido y la agitación del mar y de sus olas”.

Apreciable lector, ¿cuál es su percepción de estos eventos? ¿ y cuál es nuestra contribución para paliar la destrucción masiva del sistema marino, una vez que violentamos el esquema perfecto que Dios estableció en favor de su creación y el nuestro?

¿ Y cómo nuestra niñez y juventud enfrentará las peores crisis ambientales?

Concluido…

Impactos: 180