fbpx

“Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero el permanecerá para siempre”. Daniel 2:44

INTRODUCCIÓN

No obstante, el profeta narra que en el segundo año del reinado de Nabucodonosor en el año 607 antes de Cristo, tuvo el sueño de la imagen de la cabeza de oro—Daniel 2:1—, cobra actualidad, por cuanto los pies y dedos de la imagen son figuras o símbolos que en su momento harán sentir el papel que jugarán en la profecía.

Daniel, describe con detalles la imagen metálica que le fue revelada al rey.  “La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos de plata; su vientre y su muslo de bronce; sus piernas de hierro, sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido”. Daniel 2:32.  Las cuatro partes de la imagen que explica el profeta según las Sagradas Escrituras y la historia son cuatro reinos que gobernaron al mundo en determinado tiempo.

La cabeza de oro que reseña el profeta corresponde a Babilonia, cuyo dominio fue de 605-539 A.C.  El pecho y los brazos de plata, la historia ubica a los Medos Persas 538-331 A.C.  El vientre y los muslos de bronce certifican a Grecia.  331-168 A.C.  Las piernas de hierro; los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, es figura representativa de Roma- 27 A.C.- 476 D.C.

De los cuatro imperios descritos solo sobrevive Roma.  Se caracteriza por su figura;  en cuyos componentes sobresale el hierro.  Por ejemplo, en el versículo 7 de Daniel la describe como la cuarta bestia, espantosa y terrible y entre los elementos que la forman realza el hierro, Daniel 7:7.  El hierro representa la dureza y crueldad que desató este imperio, contra sus enemigos en el período que gobernó la tierra.  Incluso, los santos del Altísimo sufrieron en la edad media persecución, tortura y muerte en manos de este colosal imperio; y en el versículo 41 del capítulo 2 de Daniel, destaca de nuevo como principal protagonista en el escenario profético al cierre de esta dispensación evangélica.  Es en esta parte donde se centra nuestro estudio para entender la simbología y  del papel de los pies y dedos que desencadenarán la segunda venida del Hijo de Dios.

He aquí, los textos a estudiar:

“Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro,

será un reino dividido; más habrá en él algo de fuerza del hierro, así como viste barro mezclado con hierro cocido.  Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte y en parte frágil. 

Así como viste el hierro mezclado con barro se mezclarán por medio de alianzas humanas, pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro. -Es de resaltar que según el profeta ya no existirá ningún país que domine a nivel mundial, hasta Roma-.

Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre”. Daniel 2:41-44.

Como apuntamos, Roma aún tiene parte en la profecía, pero con otras características. 

Antes de examinar sus peculiaridades, veamos brevemente los atributos del antiguo imperio romano.  El versículo 40 de Daniel 2, expone: “Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y cómo el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo” . La particularidad de este reino, reiteramos, es como lo describe el profeta, implacable, cruel, tirano, etc, una vez que conquistaba e invadía otros pueblos.  Saqueaba, mataba y hacía esclavos a los sobrevivientes.  Era la fuerza y brutalidad de la figura de hierro que exalta Daniel.  Sin embargo, en el año 476 D.C. este imperio fue invadido y sometido por las tribus bárbaras terminando así el ciclo de un implacable poder que por siglos fue inquebrantable.  No obstante, de sus escombros se levantaría para gobernar ya no a través del poderío militar, sino por la fuerza eclesiástica.  “Vi una de sus cabezas como herida de muerte—el antiguo imperio romano— pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de ella.  Después vi otra bestia que subía de la tierra—el nuevo reino eclesiástico—y tenía dos cuernos semejantes a un cordero, pero hablaba como dragón”. 

Una vez establecido el reino eclesiástico recibió aval del Estado de Roma para ejercer libremente el nuevo credo católico romano, sin embargo, la enseñanza es totalmente contraria a la doctrina que predicó el Hijo de Dios.  “Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de la espada y vivió”. Revelación 13:3 y 14.

La reproducción o figura del caído imperio romano tenía que ser idéntica al nuevo reino dogmático. 

Volviendo al versículo 41 del capítulo 2 de Daniel, plantea una imagen cuyos pies y dedos hechos en parte de barro cocido y en parte de hierro, un reino dividido.  Todo estado o gobierno dividido pierde poder.  Por eso en la parte final del versículo 41 el profeta exalta: “Habrá en él—reino—algo de la fuerza del hierro”.  Debemos separar un elemento de otro.  El versículo 40 del capítulo 2 de Daniel, presenta un imperio con poder absoluto.  Sin embargo, el verso 41 expone un gobierno eclesiástico con poder limitado cuya figura es el barro cocido que denota debilidad.  Una de las partes frágiles de este reino cuya sede es el Vaticano, según estadísticas ha sufrido una masiva  deserción de adeptos a otras iglesias, reduciendo significativamente el número de miembros de la iglesia tradicional.

En cuanto a su fortaleza o ese algo de poder que representa el hierro, se manifiesta por ejemplo, en la enorme riqueza material que posee; este reino es uno de los más ricos del mundo que tiene como contraste, miseria, dolor y pobreza de la mayoría de la humanidad.

Otra de sus fortalezas constituye la alianza con el sector ecuménico—iglesias confederadas—cuya afinidad le permite formar un bloque sólido para la consecución de sus ambiciosos proyectos a largo plazo.

En suma, podemos afirmar que ese “algo” de poder otorgado a este reino— con todas sus flaquezas—se mide en cantidades porcentuales que al final constituye un inmenso poder.  Un reflejo de su fortaleza es su autonomía, un Estado dentro de otro Estado, es decir no está supeditado por el gobierno de Roma.

“Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de hierro cocido, el reino será en parte fuerte y en parte frágil. 

Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas;

pero no se unirán el uno con el otro; como el hierro no se mezcla con el barro”. Daniel 2:41.

Los diez dedos de la imagen, son figuras representativas de diez reyes o naciones que se erigirán en un poderoso bloque.  “Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia”. Revelación 17:12.

Si somos perceptivos notaremos algunas particularidades que nos presenta Juan.

a).Que es un sistema de naciones que se formarán y organizarán a futuro.

b).Que una vez que se establezcan serán supeditadas por un reino.  Esto denota la fragilidad—barro cocido—que tendrán según Daniel 2:42.

c).Que por una hora—profética—recibirán autoridad o poder—hierro— y se mezclarán por medio de alianzas juntamente con la bestia.

Un dato que debemos remarcar en el versículo 43 de Daniel, que el reino hará alianza con los diez reyes, pero no se unirá a ellos.  El término unidad el diccionario la define como, “una de las secciones de un organismo que tiene cierta independencia”.  En otras palabras, el reino por ejemplo, no puede comprometer su soberanía y todo su entramado o estructura de su organización.  Tanto así que el revelador expone que, “estos diez reyes o naciones tienen el propósito de entregar su poder y autoridad a la bestia”. Revelación 17:13.  O sea que habrá un sometimiento total a la bestia.  No olvidemos que bestia es igual a imperio, en este caso la palabra de Dios tácitamente se refiere a Roma.  El reino en mención territorialmente está ubicado en esa nación; dicha sede—el Vaticano—cuenta con el apoyo legal de Roma, ambos, clero y Estado se han fusionado en eventos trascendentales, por ejemplo, la persecución al pueblo de Dios en la edad media.  Por eso, una vez que los diez reyes acatan la autoridad de la bestia, obviamente están subyugados al reino autónomo establecido en el Vaticano, liderado por el papado.

Ahora bien, los diez dedos de la imagen, ¿qué naciones representan? Por condiciones geográficas, antecedentes históricos de afinidad de algunos países con el gobierno de Roma, estos están ubicados en el continente europeo.  En la actualidad la Unión Política  y Económica Europea la confirman 28 países que disfrutan algunos privilegios como, el libre mercado, sin aranceles o impuestos comerciales, también incluye la libre inversión sin impedimentos burocráticos entre países del mismo continente; movimiento libre de bienes, personas y capitales entre otros.  Sin embargo el Reino Unido—conformado por Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte—en un referendo que realizó el 23 de Junio del año 2016, la mayoría de británicos votó a favor del Brexit— abreviatura de dos palabras en inglés, Bre— Bretaña—y exit (salida).  ¡El Reino Unido e Inglaterra abandonan la Unión Europea después de permanecer en esa agrupación cuarenta y tres años!  Ante esta decisión hubo reacciones encontradas en la Unión Europea, incluso entre la población británica por los privilegios comerciales, laborales, etc, que pierde el Reino Unido al desligarse de la coalición Europea. 

¿Por qué el Reino Unido e Inglaterra se separan de sus socios de países europeos?  ¿voluntad divina? Una vez que estos gobiernos resuelven salir de la Unión Europea se hace patente el rol profético que jugarán junto a Estados Unidos en los días finales de esta dispensación.  De los 27 países europeos asociados a la fecha, ¿quiénes formarán las diez naciones que representarán los diez dedos de los pies de la imagen?  Es difícil predecir; sin embargo a juzgar por la historia revela que España y Francia apoyaron a Roma en la cruzada contra el pueblo de Dios, en la persecución de los 1,260 días o años proféticos; asumimos que nuevamente estarán a disposición una vez que el imperio y el reino eclesial romano soliciten su apoyo para los mismos fines.

“Y en los días de estos reyes”. Daniel 2:44, una vez que se forme la Unión Europea con las diez naciones, se habrán posesionado y acordado realizar sus propósitos, entonces,   “pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque El es Señor de Señores y Rey de Reyes, y los que están con Él son llamados y elegidos y fieles”. Revelación 17:14.  El profeta Daniel revela con más claridad la demolición completa de los pies y dedos de esta imagen en el postrer de los tiempos.  “Estaba mirando, hasta que una piedra— Jesucristo—fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de barro y de barro cocido, y los desmenuzó”. Daniel 2:34.  Entonces el Hijo de Dios establecerá su reino: “Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre”. Daniel 2:44.  Este reino es esperado con anhelo por el pueblo de Dios, que cada día se esfuerza por retener la salvación.  Será una era única de paz que disfrutaremos.  

El apóstol Pablo, nos exhorta a ser perseverantes hasta el último día de nuestra existencia, partiendo de que el tiempo de nuestra redención está cerca.  “Y esto, conociendo el tiempo, que es la hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos”. Romanos 13:11.

Concluído

Impactos: 2034