fbpx

“Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; más por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados”. Mateo 24:22

Por Enrique Gordillo Mazariegos

En la actualidad, aparentemente los días se han acortado y ello ha sido objeto de análisis de los hombres de ciencia.  Por ejemplo, Shuman, científico alemán asegura que: “El día que vivimos como de 24 horas, en realidad tiene 16; y por eso los tiempos de hoy se van tan acelerados; por lo que esto podría causar catástrofes climáticas.  El planeta aumentó su velocidad en su movimiento de rotación.  Por eso el día que vivimos, es más corto de lo que creemos”.  

Aparte, el 13 Baktún—el calendario maya más largo de la historia—explica que en el año 2012 concluyó una etapa y abre una nueva era con cambios cósmicos que afectan a la humanidad.  Entre las revelaciones que hace, destaca lo relativo a la disminución de los días.  “El corazón de la tierra está yendo más rápido o colapsando.  Antes, el latido de la tierra era de 7.83 herzios por segundo; pero desde 1980 late a 12 herzios por segundo.  En pocas palabras, el día es ahora de 16 horas y no de 24”.

Ante tales conclusiones de la ciencia, preguntamos: ¿son correctas? ¿usted ha sentido realmente la disminución de los días?  En este contexto, ¿cuál es la posición del Señor?  ¿acaso está modificando el ciclo normal de la tierra para reducir los días?  Para encontrar el sentido a esta parte cósmica, veamos brevemente un acontecimiento  astronómico sin precedentes en toda la historia de la humanidad, que ocurrió en los días de Josué.  ¡Jehová hizo detener el sol y la luna casi un día!  “Josué dijo en presencia de los israelitas: sol, detente; y tu luna, en el valle de Ajalón.  Y el sol se detuvo y la luna se paró, hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos.  Y el sol no se apresuró a ponerse casi un día entero”. Josué 10:12 y 13.

¿Qué opinan los astrónomos de este acontecimiento sin igual?  se afianzan en la teoría del científico inglés Isaac Newton, que afirma “ el sol gira sobre su propio eje y su movimiento lateral mantiene girando la tierra y demás planetas.  Sin ese movimiento lateral, la tierra saldría disparada en línea recta”.  Por lo que los científicos se preguntan: “¿cómo es posible que el sol y la tierra hayan detenido su rotación sin haber provocado cataclismos de grandes proporciones? 

Si la tierra se detuviese todos saldríamos volando por los aires a velocidades altísimas, disparados a cualquier dirección provocando catástrofes inimaginables. 

¡Los océanos sepultarían los continentes! provocando un cataclismo mundial”.  Fuente: Si la tierra se detuviera. 

Una vez que hemos expuesto los argumentos válidos de la ciencia de las implicaciones que sufriría el planeta si dejara de girar, preguntamos ¿qué pasó con el día perdido de Josué?  ¿o casi un día? 

La Nasa—Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio—.  “A través de la red compleja de investigación cósmica, descubre el faltante de casi un día, es decir 23 horas con 20 minutos.  Sin embargo uno de sus miembros cita 2da de Reyes capítulo 20 y versículo 11, que declara: “Entonces el profeta Isaías clamó a Jehová, he hizo volver la sombra por los grados que había descendido en el reloj de Acáz, diez grados atrás”.  Según la Nasa, los diez grados equivalen a 40 minutos por lo que se completó un día”.

A la fecha la ciencia debate sobre el día perdido de Josué.  ¿Pero realmente falta ese día? Leamos por favor con sumo detenimiento el versículo 14 de Josué capítulo 10.  “Y no hubo día COMO AQUEL DÍA, NI ANTES NI DESPUÉS DE EL, porque Jehová peleaba por Israel”.  Para Jehová, ¡fue un día normal! su inmenso poder detuvo el sol, la luna y la tierra en su rotación sin que causaran desastres o catástrofes sobre los habitantes de este planeta; mientras Israel procuraba derrotar al enemigo.  ¿Desafió Jehová las leyes que rigen el sistema planetario, establecidos por El? ¡Definitivamente no! Él es absolutamente Soberano—que se gobierna a si mismo sin estar sometido a otro—.  Es su creación, le pertenece.  Este suceso va ligado también a la profecía que está en examen relativo al acortamiento de los días.  ¡No existen días de 16 horas, tampoco la tierra está girando más rápido por situaciones climáticas!  El ciclo de la rotación es la misma—24 horas en que la tierra gira sobre su propio eje— . Y de traslación –la tierra se mueve 365 días alrededor del sol—.

Para los estudiosos de esta materia es imposible saber a través de la ciencia si hubo un día perdido.

Estudiemos brevemente las consecuencias de que el día tuviera 16 horas.  “Puesto que la tierra completa una revolución sobre su eje cada 24 horas, eso quiere decir que está girando a una velocidad de 1600 Km por hora.  Pero que la tierra de un momento a otro empiece a girar una vez cada 16 horas, su velocidad de rotación se incrementaría a 2,489 Km por hora.  La gravedad ya no podría sostenernos sobre la tierra y de pronto parecería como si hubiera un viento constante soplando a 800 Km por hora.  Nada ni nadie podría resistir esa fuerza”. Fuente P & R.  Este dato científico también desvanece la teoría de que el día en la actualidad tiene 16 horas producto de su aceleración.

Actualmente el amor de Dios por sus elegidos se manifiesta en la disminución de los días; dicha acción obedece a su santo poder. !El es el dueño absoluto del tiempo! Porque después de todo los auténticos servidores del Señor, no están aferrados a esta efímera vida, sino buscan afianzar su salvación, como está escrito: “Porque no tenemos aquí ciudad permanente, más buscamos la porvenir”. Hebreos 13:14. Gracias Señor por abreviar los días.

Antes de cerrar este punto citamos el libro de Marcos que expone: “Y si el Señor no hubiese acortado aquellos días, nadie sería salvo; más por causa de los escogidos que el escogió, acortó aquellos días”. Marcos 13:20.  La explicación de Marcos da la impresión que este acontecimiento es parte del pasado; sin embargo es cuestión de semántica.  La versión Jerusalén en su traducción exalta: “Y si el Señor no abreviase aquellos días, no se salvaría nadie; pero en atención a los elegidos que el eligió, ha abreviado los días”. Marcos 13:20.

LA IGLESIA DE DIOS Y SU TEMATICA

Impactos: 410