fbpx

¿Con que limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. Salmo 119:9

Por  Enrique Gordillo Mazariegos

En este estudio abordaremos algunos problemas de carácter social y emocional que aquejan a nuestra juventud.

Intentaremos dar en esta exposición algunas sugerencias y soluciones que implique la participación de padres de familia, maestros, autoridades religiosas, Estado, etc, para que conjuntamente se busquen soluciones integrales para una juventud que en la actualidad se encuentra inmersa en crisis de valores.

Según la Dra. Hilda Caldera, coordinadora de Gestión de Proyectos y Recursos del Programa Nacional de Prevención de Pandillas, en una conferencia internacional celebrada en Venezuela versa, sobre jóvenes en situación de riesgo.  Hace un análisis retrospectivo del origen de las pandillas juveniles, éstas, expone, “fueron originadas por el retorno a Centro América de enormes cantidades de migrantes deportados por delincuencia desde Estados Unidos.  A ellos se agregan los jóvenes de sectores sociales marginados, familias numerosas, y extrema pobreza; conformando una amenaza social por la reiterada violencia con la que actúan”.

Partiendo de la tesis de la Dra. Caldera que refiere que el origen de las pandillas se produce por marginación, violencia intrafamiliar, supervivencia, pobreza etc.  Se deduce que el origen de las pandillas son de carácter estructural: pobreza, falta de educación etc. (Esta parte corresponde al Estado).  En la proliferación y reclutamiento de los jóvenes para organizar pandillas juveniles, preguntamos: ¿en qué medida son responsables los padres de familia?.  Queremos hacer énfasis en el núcleo familiar porque allí se forman los valores ético-morales en los hijos para ser hombres de bien; ¿o acaso los padres en la actualidad actúan igual o peor que el juez y sacerdote Eli que perdió a sus hijos por ser muy tolerante con la conducta reprochable de ellos?

EL CONTEXTO BIBLICO:

Según las escrituras el sacerdote Eli era un hombre muy ocupado en sus diversas funciones; alternaba su trabajo, de oficiante con el de juez.  Quizás la extenuante labor cotidiana que ejercía le robaba mucho tiempo y no se comunicaba con sus hijos.  

La palabra de Dios nos narra este acontecimiento: “Pero Eli era muy viejo; y oía de todo lo que sus hijos hacían con todo Israel y como dormían con las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo”. 1ra Samuel 2:22.  Por la narración que nos proporciona el profeta Samuel se deduce que los hijos de Eli cometían reiteradamente fornicaciones cuando se acostaban con diversas mujeres del pueblo israelita.  Con toda certeza que las actitudes negativas de los hijos de Eli era su estilo de vida, por lo cual  el Señor se airó contra la casa de Eli, y su sentencia no se hizo esperar.  “Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe porque sus hijos han blasfemado a Dios y él no los ha estorbado. 1ra Samuel 3:13.  La versión la Nueva biblia Latinoamérica traduce la ultima parte así:   “Porque sabía que sus hijos ofendían a Dios y no los ha corregido”.

Adentrémonos un momento en la vida cotidiana de Eli en cualquiera de sus dos funciones de juez y sacerdote.  En su papel de juez era resolver casos de familia entre otros; reconvenía o cuestionaba las actitudes rebeldes de la sociedad judía; eventualmente emitía sentencia a los infractores de la ley.  En su papel de sacerdote, los sermones de Eli eran de exhortación y llamamiento a la santidad del pueblo; cuestionamientos y exhortaciones que quizá no les hizo a sus hijos y estos irremisiblemente se perdieron. 1ra Samuel 4:11.  El versículo 22 de 1ra Samuel capitulo 2 nos narra que Eli oía de todo el mal que sus hijos hacían en el pueblo. 

Ahora bien, partiendo de la premisa bíblica que todo lo que antes fue  escrito,  para nuestra enseñanza es escrito, preguntamos a los padres de familia, ministros, pastores, diáconos, etc, saben que están haciendo sus hijos?  ¿Conocen  sus amistades?  ¿Se dan cuenta la hora que su hijo retorna a casa durante la noche? O peor aun saben que su hijo forma parte de pandillas?  ¿Saben en qué calidad Dios le otorgó sus hijos? “He aquí, herencia de Jehová son los hijos, cosa de estima el fruto del vientre”. Salmo 127:3.  Este texto bíblico escrito por el siervo de Dios nos permite hacer un análisis de la responsabilidad que adoptamos los padres al traer un nuevo ser al mundo.  ¡Este hijo es una herencia! El cual debemos cuidarlo, protegerlo y educarlo.  ¿Cómo? He aquí el proceso bíblico:  “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. Proverbios 22:6.

Este precioso legado, reiteramos, necesita educarse con la vida ejemplar de los padres que será su modelo a seguir.  Es imprescindible que en el seno del hogar del niño se practiquen los valores para la formación integral de éste.  La observancia de los valores: honestidad, disciplina, honradez, respeto, solidaridad etc serán las bases sólidas e inquebrantables que normarán la vida del niño.  

Paralelo a la instrucción del niño va la corrección.  “El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama desde temprano lo corrige”. Proverbios 13:24. Estas recomendaciones divinas son un verdadero desafío que en su práctica formará al niño o lo desviará.

Analicemos estos textos.  El niño en su crecimiento tiene derecho a equivocarse, eventualmente infringirá algunas normas por lo que la intervención oportuna de los padres, será precisa para hacer las correcciones pertinentes.  Estas medidas correctivas ayudará al niño a modelar su carácter y a enmendar sus errores.  La formación integral del muchacho,  dependerá de la actitud ejemplar de los padres.  Por ejemplo si los padres mienten el niño hará de su práctica cotidiana la mentira.  La verdad es uno de los valores que hay que transmitir a los hijos para que sean personas confiables en todos los ámbitos de la vida.  Ocasionalmente  el joven quebrantará algunas reglas por lo que estas actitudes demandará la aplicación de disciplina (conjunto de reglas que invoca el orden y la obediencia).  A través de la disciplina se obtendrán resultados satisfactorios para normar la conducta del muchacho una vez que éste vea afectado sus intereses.  A la inversa, corregir al joven con violencia física o verbal, éste será una persona resentida y con baja autoestima.

Cuando la violencia es verbal  el muchacho es humillado hasta el extremo;  el padre usa un lenguaje denigrante, cuyas palabras lastiman los sentimientos y su dignidad, restándole valor como persona. 

Castiga a tu hijo en tanto que haya esperanza; mas no se apresure tu alma para destruirlo”. Proverbios 19:18.  Ni golpes que duelen ni palabras que hieren.

EL    QUE    DETIENE    EL    CASTIGO,    A    SU    HIJO,   ABORRECE. PROVERBIOS 13:24

El término aborrecer el diccionario Larousse lo define así: odio o aversión a una persona o cosa.  En este punto el diccionario también nos ofrece otra descripción de aborrecer cuando algunas aves abandonan los huevos o sus crías.  Este último concepto de indiferencia o abandono ocurre con mucha frecuencia en muchos hogares disfuncionales en que los padres se desatienden y abandonan a sus hijos.  Aborrecer a un hijo no solo implica golpes y maltratos, también se da por mala voluntad o indiferencia.  Aborrecer a un hijo es cuando se le niega las herramientas (valores) en aras de su formación integral y por ende un muchacho de bien.

El hijo que nace y se forma sin valores generalmente es producto de padres irresponsables.  Dichos progenitores carecen de valores éticos para educar y corregir a sus hijos.  El mandato del Señor es categórico:  “No rehúses corregir al muchacho”. Proverbios 23:17.  Un sinónimo de rehusar es negar.  Cuando el joven se extravía y tiene adicción al alcohol, a las drogas, al tabaco etc.  Este muchacho necesita corrección y muchos padres indiferentes se la niegan.  Lea este consejo de carácter preventivo de la palabra de Dios:  “Mientras haya esperanza castiga a tu hijo, no dejes que vaya a la muerte”. Proverbios 19:18 versión la Nueva Biblia Latinoamérica. Con lo expuesto hasta aquí, es necesario hacer una profunda reflexión: es usted padre de un adolescente? ¿Conoce sus problemas? Las relaciones interpersonales entre padre e hijo ha dado excelentes resultados en verdaderas crisis familiares. 

¿Platicó con su hijo hoy? Que el Señor le ilumine.  

DEBERES DEL ESTADO

Según estadísticas los jóvenes que integran algunas pandillas, la sociedad les niega la oportunidad de la reinserción en ésta.  Por lo cual es urgente que el gobierno se involucre a través de programas que beneficien a los jóvenes en riesgo otorgando oportunidades de empleo, de educación y rehabilitación, para que éstos se reincorporen a la sociedad para ser productivos.

La Dra. Hilda Caldera sugiere algunas soluciones que el gobierno debe adoptar en favor de los muchachos en situación de riesgo.

  • Un análisis del gasto público y su inversión  en la juventud desde una perspectiva social.
  • Programas globales de prevención de la violencia.
  • Crear centros de consejería y terapia familiar a través de las escuelas, ONG, e iglesias con personal calificado que atienda problemas de familia fundamentalmente en los barrios marginales y zonas de mayor riesgo social, que se constituyen en caldo de cultivo para la formación de grupos pandilleros.
  • Impulsar programas contra el consumo de drogas, alcohol, y violencia domestica, a través de los medios de comunicación y de organizaciones sociales.

Inculcar en los niños y jóvenes desde el hogar y los centros de educación un sentimiento de amor, responsabilidad, fidelidad, solidaridad; valores que deben practicarse desde temprana edad.

  • Programas que impulsen una cultura del trabajo desde el sistema primario hasta el universitario.
  • Eliminación de cualquier tipo de discriminación para la contratación de jóvenes ex pandilleros en empleos gubernamentales y privados.
  • Impulsar con carácter urgente programas integrales y centros de desintoxicación de drogas y ayuda psicológica de pandilleros que buscan su rehabilitación y reinserción a la sociedad.  

ANOREXIA Y BULIMIA

En la segunda parte de esta exposición estudiaremos dos afecciones de carácter social: la anorexia y bulimia, que en la actualidad afecta a grupos de jóvenes a través de los trastornos alimenticos.  ¿Qué es la anorexia? El Dr. Steven Bratman opina “que esta nueva enfermedad de tipo emocionalpsiquiátrica se produce en nuestras sociedades y tiene como precedente el miedo a subir de peso”.  La Psicóloga clínica Brigitti Aquín nos proporciona su punto de vista:  “la anorexia consiste es un trastorno de la conducta alimentaria que supone una pérdida de peso provocada por el propio enfermo y lleva a un estado de inanición. 

La anorexia se caracteriza por el temor a aumentar de peso, y por una percepción distorsionada y delirante del propio cuerpo

que hace que el enfermo se vea gordo aun cuando su peso se encuentra por debajo de lo recomendable.  Por ello inicia una discriminación progresiva de peso mediante ayunos y la reducción de ingesta de alimentos; normalmente comienza con la eliminación de los hidratos de carbono (azúcar, tortillas, arroz, fideos, plátanos, harinas etc.) A continuación rechazan las grasas  y las proteínas (carnes, huevos, leche, frijoles etc.) e incluso los líquidos llegando a casos de deshidratación extrema.  A estas medidas drásticas se les puede sumar la utilización de diuréticos, laxantes o exceso de ejercicio físico.  Esta enfermedad puede asociarse con alteraciones psicológicas graves que provocan cambios de comportamiento de la conducta emocional”, refiere la profesional. 

La persona anoréxica puede presentar los siguientes síntomas según la Dra. Aquín:

Constante sensación de frio.

  • Rechazo progresivo de los alimentos.
  • Obsesión por mantener una figura delgada.
  • Pretextos para evitar la comida.

A estos síntomas se le puede sumar otros de carácter clínico:

  • Se producen arritmias que pueden derivar en un paro cardiaco.
  • Baja la presión arterial.
  • Se ausenta la menstruación (amenorrea).
  • Estreñimiento crónico.
  • La piel se deshidrata, se seca y se agrieta.
  • Uñas quebradizas.
  • Perdida del cabello.
  • Hinchazones y dolores abdominales etc.

Todos estos síntomas descritos por la Dra. Aquín pueden agravarse por la desnutrición y perder progresivamente los signos vitales; por lo que es imprescindible la hospitalización inmediata del paciente.

BULIMIA.

La bulimia se diferencia de la anorexia por la ingesta excesiva de alimentos para luego vomitarlos. 

Las causas por lo que la juventud padece de estos trastornos obedecen a mantener a toda costa una figura esbelta.

Recientes estadísticas refieren que los que adoptan estas conductas de carácter psiquiátrico son adolescentes; dichas edades pueden oscilar entre los 14 y 18 años y las clases sociales más comprometidas corresponde a la media y media alta.  Las mismas estadísticas afirman que el 95% de los casos de anorexia y bulimia afecta a jovencitas, aunque en los últimos años se ha producido un aumento en hombres y mujeres adultos y en niños.  Es de destacar que estos trastornos han afectado a algunos gimnastas, artistas, bailarinas y modelos.

SIGNOS Y SINTOMAS PSIQUICOS DE LA BULIMIA

  • “Sensación de debilidad.
  • Mareos.
  • Dolor de cabeza.
  • Depresiones y conductas compulsivas.
  • Trastornos de ansiedad y baja autoestima.

CUADRO CLINICO.

  • Reflujo gastrointestinal.
  • Perdida de piezas dentales a causa de los vómitos.

Descenso de glucosa, calcio y potasio en la sangre.

  • Deshidratación.
  • Alteraciones cardiacas, prolapso de la válvula mitral  y arritmia con riesgo de muerte etc. “. Dra. Aquin

TRATAMIENTO

El problema más serio en estos casos de bulimia y anorexia lo constituye la resistencia al tratamiento por parte de los afectados.  Sin embargo, la psicóloga Aquín apuesta por un tratamiento integral que favorece al paciente e involucra a tres partes importantes para la solución de esta crisis.

LA FAMILIA

La familia deberá ser tolerante y solidaria con el paciente.  Deberá tomar parte activa en la aplicación del tratamiento, y una vez que el afectado abandone el centro de recuperación y se someta a un tratamiento ambulatorio, la familia en coordinación con el médico dará seguimiento al tratamiento hasta la recuperación final del afectado.

ASISTENCIA MÉDICA ESPECIALIZADA

Este se inicia con programas de rehidratación y alimentación blanda, que en ocasiones puede provocar molestias digestivas ya que el cuerpo no está acostumbrado a ingerir alimentos; el restablecimiento de la función fisiológica se hará paulatinamente que dependerá del afectado y de la cooperación familiar.

AYUDA PSICOLOGICA

“El tratamiento psicológico, intentará reestructurar las ideas racionales, eliminar la falsa percepción del cuerpo

mejorar la autoestima, y desarrollar las habilidades sociales y comunicativas entre el enfermo y su entorno.” Dra. Aquin

¿QUE PIENSA EL ALTISIMO DE ESTAS ACTITUDES JUVENILES?

Como premisa tenemos la expresión del salmista:  “Reconoced que Jehová es Dios; el nos hizo y no nosotros a nosotros mismos”. Salmo 100:3.  Esta compleja obra (nuestro cuerpo) nos fue concedida por el Eterno coronada por una mente maravillosa para que pudiésemos discernir entre lo bueno y lo malo.  El salmista nos proporciona una reseña más clara de la magna creación divina:  “Y lo coronaste de gloria y de honra”. Salmo 8:5.  ¿En qué forma manifestaría Dios la honra y gloria para el hombre?  He aquí la respuesta:  “Entonces dijo Dios:  Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza( parecido, afín, etc)”… Génesis 1:26.  .  El hombre es pues semejante a Él, incluso hecho a su imagen Génesis 1:27, es decir, somos su representación.  Es más, nuestro cuerpo lo diseñó el Eterno como templo de su Santo Espíritu.  “O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros…”. 1ra Cor 3:16.  Dios pues privilegió al ser humano para que a través de su cuerpo lo honrara y glorificara.  Sin embargo, ¿Qué actitudes ha adoptado la juventud de hoy? El Dr. Bratman en uno de sus apuntes afirma “que las jóvenes se privan de los alimentos con el afán de mirarse “esbeltas” y la vanidad las induce a rendir culto al cuerpo”.  Cuando ocurre esto en algunas jovencitas se pierde entonces el sentido y propósito por el cual el Señor concedió el cuerpo y se convierte en objeto de idolatría y se ofende al Eterno.  Leamos esta prohibición:  “No haréis para vosotros ídolos…” Levítico 26:1.  No se necesita poseer una escultura o imagen para ser idolatra; es el  mismo cuerpo humano que sirve para éstos fines.  

Y es que precisa recordar lo escrito por el apóstol Pablo en la primera carta a los Corintios capitulo 6 y versículo 19:  “O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros”  ¿ Habéis entendido?

No quisiéramos finalizar esta parte sin antes hacer algunas reflexiones sobre nuestra juventud ¿Por qué algunos de nuestros jóvenes sufren de trastornos alimenticios? La respuesta es simple, sobrepeso; esta es una de las causas del porque las jovencitas pierden su autoestima; es decir, que no se aceptan así mismas.  El sobrepeso muchas veces es de carácter genético o hereditario, que con un plan adecuado de nutrición y ejercicio físico puede mantenerse estable. 

Adoptar la anorexia y bulimia no es la mejor opción para conseguir “el peso ideal”, porque te puede conducir a la muerte o en el mejor de los casos pasaran muchos años para tu recuperación.  Recuerda que las consecuencias que se padecen por estas enfermedades no son nada agradables sino espantosas:

Anemia, pérdida de peso, piel deshidratada seca y agrietada, pérdida de cabello, hinchazones, dolores abdominales, perdida de piezas dentales

en resumen, te conviertes en un esqueleto viviente, contrario a lo que el Señor espera de ti: 

Y la gloria de los jóvenes es su fuerza”. Proverbios 20:29. 

No desperdicies esa fuerza para fines destructivos sino para honrar y agradecer por ese legado precioso e invaluable que el Señor te ha concedido a través del cuerpo: LA VIDA.

Finalmente exhortamos a padres de familia, maestros, pastores, ministros, a investigar más sobre estas afecciones emocionales para que orienten a los jóvenes a no ceder a estas patologías y así reducir el número de afectados que va en aumento en nuestra juventud actual.

 IGLESIA DE DIOS Y SU TEMATICA

Impactos: 18