fbpx

“El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, al cual fue dado a quemar a los hombres con fuego. Los hombres se quemaron con el gran calor y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria” Rev.16:8,9.

Esta profecía tendrá su cumplimiento una vez que: la temperatura del sol habrá llegado a  límites inimaginables, de tal suerte que calcinará literalmente a la humanidad no arrepentida. Este proceso de calentamiento global se ha sentido gradualmente a finales del siglo pasado.  El sol que el Señor  formó para fines benéficos al     género humano se ha tornado en su enemigo. Nuestro cuerpo necesita recibir el sol para   realizar la síntesis de la vitamina D, indispensable   para  evitar  enfermedades como  el raquitismo, pero  en exceso, produce  daños graves en la piel humana.

Según estudios de las Naciones Unidas, “para el año l, 996 los casos de cáncer de piel –melanoma– aumentaron en un millón de personas en todo el mundo  debido sobre todo a la intensidad de las radiaciones solares por la disminución de la capa de ozono .El ozono es una capa que cubre la tierra situada en las regiones más altas de la  atmósfera  que crea un escudo protector contra los rayos ultravioleta solares  dañinos. Sin embargo, ésta capa de ozono está disminuyendo por culpa de la actividad industrial y como consecuencia de ello ha aumentado el nivel de radiaciones ultravioleta. Los científicos advierten que por cada punto que disminuye  el ozono, aumenta entre un 4% a un 6% los casos de cáncer en piel en el ser humano,

el calentamiento global ha producido cambios regionales en la temperatura lo que redunda en la elevación del nivel del mar

como resultado del derretimiento paulatino en grandes masas polares    -polo norte, zona Antártica”-.

Y es que la perfección de la arquitectura divina  se evidenció cuando diseñaba su magna creación. “Cuando  trazaba   el   circulo sobre   la  faz  del abismo,-tierra- cuando afirmaba los cielos arriba, cuando afirmaba las fuentes del abismo; cuando establecía los fundamentos de la tierra” Prov.8:27,29.

Las masas polares descritas arriba que actualmente sufren derretimiento, tenían el propósito divino de equilibrar el calor del sol. “Por el soplo de Dios se da el hielo, y las anchas aguas se congelan” Job 37:10, sin embargo, por las altas temperaturas que se registran hoy, las masas polares se deshielan rápidamente, “la sequía  y el calor arrebatan las aguas de la nieve” Job.24:19 La NVI 1999 declara: “Y así como el calor y la sequía arrebatan con violencia la nieve derretida”. ¿Qué consecuencias conlleva para la humanidad el desequilibrio térmico del planeta? este fenómeno provoca grandes tragedias, maremotos, tsunamis, inundaciones,-léase Japón- con saldo de centenares de víctimas mortales y millonarias pérdidas materiales. 

Como explica la cita anterior la disolución de los glaciares aumenta la temperatura del mar, elevando el nivel de este, provocando serios daños a las regiones costeras del planeta.

Expertos predicen inundaciones a futuro de países desarrollados y en vías de desarrollo a causa de la expansión térmica y la pérdida de masa de los glaciares y casquetes polares. “El crecimiento del nivel de agua  por el derretimiento del hielo polar, originaría la desaparición de Holanda y los países bajos, el sur del estado de Florida y la Bahía de San Francisco en los U.S.A. así como los alrededores de Beijín Shanghái y China, Calcuta en la India y Bangladesh, donde viven aproximadamente 60 millones de personas. 

Además: los Estados Unidos, China, España, Luxemburgo, Portugal, Irlanda, Rusia, Japón, Canadá, e India”.

Según el Instituto de Hidrología Meteorología, y estudios ambientales (I.D.A.M.) declara: “El nivel del mar en el Caribe aumentará para el año 2,060 en cuarenta centímetros, esto provocaría que las aguas subterráneas utilizadas para el abastecimiento sean invadidas por el agua salada del mar ocasionando problemas de disponibilidad de agua dulce para consumo.  Otras naciones comprometidas serían: Indonesia, Marruecos; Puerto Rico, y Panamá.

Una de las regiones que serán afectadas es Centro América, debido a que está  en medio de dos océanos”. -Pacifico y Atlántico-.

Esta situación catastrófica de nuestro planeta es caldo de cultivo para que se manifieste la cuarta plaga apocalíptica.

Leamos el siguiente enunciado: “Y la luz de la luna será como la luz del sol y la luz del sol siete  veces mayor como la luz de siete días” Is.30:26. La V.LA. Expone este punto con más claridad  “Entonces la luna alumbrará como el sol y la luz del sol será siete veces más fuerte como la luz de siete días juntos.”

Retomando el versículo 8 de Revelación 16 “el cuarto ángel derramó su copa sobre el sol al cual fue dado a quemar a los hombres con fuego  y los hombres se quemaron por el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios que tiene poder sobre estas plagas y no se arrepintieron para darle gloria”.

Leamos la primera  parte de lo que expone la VAD: “El cuarto ángel derramó su frasco sobre el sol, los rayos solares quemaron a los hombres”. Uniendo esta traducción con la versión L.A. que la luz del sol será siete veces más fuerte como la luz de siete días juntos. Preguntémonos: ¿cuántos grados centígrados experimentará en carne, -la humanidad  de  ese tiempo-  una  vez  que el ángel derrame esta plaga? Los expertos afirman “que la temperatura más alta registrada en la tierra es 57.3°C, en el desierto de Libia” fuente: medioambiente. Calentamiento global.

Especialistas afirman que en las quemaduras de tercer grado, la temperatura alcanza hasta 60° C. provocando muerte celular.

En otro orden, los expertos establecen, “que el     sol más que temperatura, irradia hacia     la  tierra energía en distintas

formas: luz y      calor las más comunes” Fuente: curso de  energiasolarwww.consolares.

Este  dato nos permite contemplar con más claridad que la luz del sol –calor– será siete veces más fuerte; ahora bien, si la temperatura promedio del sol,          según    los estudiosos es de 15°C   ¿en qué nivel se elevará la temperatura en el tiempo  que se produzca la cuarta plaga? Oíd el ejemplo: si el Señor resolviera enviar esta plaga conforme  a la temperatura promedio del planeta     alcanzaría 105°C; creemos que nadie puede determinar con exactitud, la magnitud del calor que provocará este desastre universal, lo que sí  es cierto   que   el  calor  calcinará  a  los  hombres y morirán, “en medio de quemaduras por aquellas llamaradas solares” VAD.

Por aparte, el versículo 26 del  capítulo 30 de Isaías expone:

“Que la luna alumbrará como el sol” La luna es un satélite que refleja la luz del sol; como tal carece de luz propia.

Sin embargo, irradiará calor  con la misma intensidad del sol; del tal forma que la humanidad no arrepentida- Rev.16:9- sufrirá quemaduras intensas incluso de noche.

En el mismo contexto los medios informan: “Que 111 millones de personas están bajo aviso, alertas y advertencias de calor extremo; principalmente en el sureste de Estados Unidos, California, Arizona, Nevada y Texas, donde muchos residentes deben prepararse para temperaturas extremas del año”. Fuente: NWS.  Arizona, este año 2023, ha enfrentado hasta 49 grados de temperatura.

Aparte, países como Portugal, España, Italia, Reino Unido, África e Irán, tan lidiado con temperaturas extremas con saldo de decenas de personas fallecidas, especialmente de la tercera edad.

A la fecha, 112 personas han fallecido en México por golpe de calor.  “Olas de calor mortal ha expresado la meteorología mexicana que sufre altas temperaturas.  Y ese es el sentimiento mundial en este año-2023- por extremo calor.

Información de prensa exponen el sufrimiento de personas del continente europeo: “Más de 61 mil personas murieron de calor en Europa en el verano del 2022, y sin medidas adecuadas, el continente podría enfrentarse a más de 94 mil decesos debido a las oleadas de calor en el año 2040; según el estudio, elaborado por científicos del Instituto Sanitario Público de Barcelona”

¿Será que la profecía de Isaías sigue su curso, o menguará con el paso de los años? ¿Cómo? ¿Sería factible que los países desarrollados, desaceleraran su industria que aumentan cada día los combustibles fósiles? ¿Harán esto las naciones en aras de una humanidad que gime por los efectos devastadores que provocan las actividades industriales? 

Lea y sorpréndase de este antecedente que ocurrió en la pasada pandemia de la covid-19, una vez que redujeron las actividades industriales.  La nota: “Uno de los efectos indirectos pero positivos de esta pandemia inédita resalta que el aire que respiramos es menos contaminante, los canales de Venecia lucen más limpios desde la suspensión del trafico fluvial y de turistas.  Las restricciones a la actividad económica y tráfico aéreo, terrestre y marítimo, así como el cierre de industrias y confinamiento poblacional, ha permitido de una manera sorprendente la caída de la contaminación ambiental y de las emisiones de gases con efecto invernadero”. Fuente: El planeta respira mejor gracias a la pandemia del coronavirus.  ¡Increíble! ¡Dura lección de la pandemia!  ¿Necesitaremos acaso  más pandemias para que el planeta respire mejor, y baje el galopante calor del cambio climático?

Apreciable lector: La palabra de Dios sigue su curso; las profecías también.  El calentamiento global irá en aumento hasta que alcance su plenitud.  Usted necesita protección que solo el Padre se la puede brindar a través de su Hijo Jesucristo; búsquelo antes  que sea demasiado tarde.

El pueblo de Dios será resguardado en este planeta por la promesa divina. “Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha. “EL SOL NO TE FATIGARÁ DE DÍA NI LA LUNA DE NOCHE” Sal.121:5,6.  

Concluído

Impactos: 136