fbpx

“Conozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina en ordenar sus pasos”. Jeremías 10:23

“El depósito de agua dulce más grande del planeta está en problemas.  La sequía agravada por el calentamiento global y la deforestación, ha generado grandes incendios forestales que han hecho que el aire sea peligroso para miles de personas, incluidas algunas comunidades indígenas y al mismo tiempo han secado ríos importantes a un ritmo récord”. Fuente: The New York Times.  Esta es parte de la nota escrita en este medio, que refleja la situación caótica de la selva amazónica.

Amazonas “es un estado brasileño localizado en el oeste de la región norte.  Ocupa una superficie de 1, 570, 745 kilómetros cuadrados y tiene una población de 3. 590, 985 habitantes”.  A juzgar por el espacio geográfico se trata de una región inmensa boscosa de la amazonia con distintas particularidades.

Antes de entrar al desglose bíblico, presentamos cuatro aspectos sobre esta región que ocupará nuestro análisis en esta exposición. 

Primero:

¿Cuál ha sido la contribución que la selva amazónica ha dado al mundo?

Segundo:

¿Por qué la sequedad ha hecho estragos en los afluentes, que ha deteriorado la calidad del aire afectando la salud de los habitantes?

Tercero:

¿Quién o quienes son los responsables de esta hecatombe?

Cuarto:

¿Cuál es la opinión de los expertos para la sostenibilidad de la selva brasileña?

¿Cuál ha sido la contribución que la selva amazónica ha dado al mundo?

“Actualmente pueden considerarse tres fuentes de obtención de medicamentos.  Los fármacos de origen natural-plantas, minerales, y animales-.  Los fármacos de síntesis-donde se incluyen los derivados semisintéticos obtenidos a partir de productos de origen natural; y los fármacos de origen biotecnológico que tienen demanda a nivel mundial”.

Explica la misma fuente “que la cuenca amazónica genera entre el 16 y el 20% de agua dulce en el planeta, contiene el 25% de la biodiversidad terrestre.  Más especies de peces que cualquier otro sistema fluvial; 6 mil especies de animales y al menos 40 mil especies de plantas.

La selva amazónica ha contribuido con decenas de sustancias a la medicina occidental.  Entre los más conocidos están el curare, un componente fundamental de los anestésicos modernos y la quinina, el primer aporte de la medicina natural, para erradicar la malaria.

De la corteza del sauce blanco, es de donde proviene el ácido acetilsalisílico-la aspirina- para aliviar síntomas como la fiebre y el dolor de cabeza”. Fuente: Publicación De Mayo 2023 por BM.

Definitivamente esta región brasileña ha sida bendecida por Dios, por todo el caudal de riqueza en flora que le ha proveído.  ¡Sus frutos servirán de alimento y sus hojas para medicina!”. Ezequiel 47:12

¿Por qué la sequedad ha hecho estragos en los afluentes, que ha deteriorado la calidad del aire, afectando la salud de los habitantes?

Otro trozo de la información que nos brinda The New York Times es el relato de la veterinaria Ruth Martins: “Las condiciones más secas están acelerando la destrucción de la selva tropical más grande y biodiversa del mundo.  Por la sequedad es muy difícil llenar tus pulmones de aire, dijo.  Y cuando lo haces quema”. 

¿Por qué se produce la sequedad? “Cortan sus bosques, -árboles- dice Jehová, porque no podrán ser contados”. Jeremías 46:23.  En efecto, son miles de hectáreas deforestadas en el amazonia y el mundo que es imposible cuantificar.  Los árboles atrapan el dióxido de carbono y lo devuelven a la atmósfera.  Sin árboles, éste rebota y retorna a la atmósfera y produce calor y sequía.  Por la abundante sequía se produce “golpe de calor” y de ahí los incendios forestales que tanto daño han hecho a la biodiversidad.  Por eso el profeta exclama:

“La tierra está de duelo y se seca, el mundo está agotado y decae”. Isaías 24:4. Versión Latinoamericana. 

Gracias a los árboles tenemos agua dulce “Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol: y cuando lo metió a las aguas, las aguas se endulzaron”. Éxodo 15:25.  Además, los árboles producen oxígeno, purifican el aire, evitan erosión y mantienen los ríos limpios, captan agua para los acuíferos, reducen la temperatura del suelo, etc.  Sin árboles deviene la sequedad y la impureza del aire que provocan entre otros, trastornos respiratorios.  Lo peor, es que con la sequedad los ríos se convierten en pantanos y ya no se produce el fenómeno de las nubes con agua para enriquecer la tierra, como está escrito:

“A su voz se da muchedumbre de aguas en el cielo, y hace subir las nubes de lo postrero de la tierra; hace los relámpagos, con la

lluvia y saca el viento de sus depósitos”. Jeremías 10:13.  ¿Será que alguna vez por la sequedad de los ríos, ya no hayan nubes que derraman las lluvias a las poblaciones mundiales?

¿Quién o quienes son los responsables de este desastre ecológico?

Principales causas de la destrucción de la Amazonia:

a)Actores sociales que están involucrados en la deforestación

b)Empresarios forestales

c)Agrícola ganadera:

-La ganadería en Brasil es el principal exportador de carne vacuna del mundo. 

Es responsable del 84% de la deforestación-. Desastres similares ocurren también en el territorio de nuestro querido y amado Petén en Guatemala, ante la indiferencia del Estado.

d)La industria de la madera

e)Los incendios que están relacionados con la deforestación

f)Funcionarios del Estado

g)Miembros de comunidades aborígenes

h)Invasiones o avasallamientos. Fuente: Causas De la Destrucción De la Amazonia.

Este “modelo” de devastación de los distintos “pulmones” que oxigenan al globo terráqueo, se repite reiteradamente por entes y personas responsables de matar la vida del planeta.  El apóstol Pablo, con sumo pesar reconoce que la ruina del planeta obedece a intereses particulares, en donde resalta la corrupción.  “Porque también la creación-el planeta- misma será liberada de la esclavitud de corrupción.  Porque sabemos que toda la creación gime a una, y está con dolores de parto hasta ahora”. Romanos 8:21 y 22.  En efecto, esta perversión en detrimento del desastre del planeta, se produce en casi todos los países del mundo, especialmente los latinoamericanos.  Por ello el profeta deplora: “Por eso, una maldición ha devorado la tierra, por culpa de sus habitantes”. Isaías 24:6.

¿Cuál es la opinión de los expertos para la sostenibilidad de la selva brasileña?

El ambientalista brasileño Bruno Monteferri, expone seis sugerencias prácticas en favor de la amazonía.

Uno: “Reducir el 85% de la deforestación y evitar ampliar tierras para cultivos y ganadería.

Dos: No comprar oro, salvo que pueda garantizar de donde viene.  Gran cantidad de oro que circula en el mundo, proviene de zonas deforestadas de la Amazonia

Tres: Apoya la construcción de viveros ayuda a reforestar; sembrando bosques comestibles.

Cuarto: ¿Necesitas madera para tu casa? Existen pisos de bambú, que crecen rápido y no demora años como el shihuahuaca que es el hogar del águila arpía.

Quinto: Consume productos sostenibles.

Sexto: Comparte las historias de personas que conservan agradecen y reconocen quienes están en primera fila de la conservación”.

CONCLUSIÓN:

Definitivamente el planeta que nos acoge, es nuestro único hogar; e indivisible; una vez que fragmentamos nuestro globo terráqueo nos desmembramos a nosotros mismos.  Veamos la metáfora paulina: “De manera que si un miembro padece todos los miembros a una se duelen; y si un miembro es honrado, todos los miembros a una se gozan”. 1ra de Corintios 12:26.  El símbolo paulino persuade  al hombre, principal responsable del desastre ambiental para que razone que el también es parte de la biodiversidad del planeta y al romper este eslabón sus actos se revierten contra él y su descendencia.  ¡Somos un todo con el planeta! ¿Acaso cuesta entender esto?

Sirva esta breve exposición para concienciar a los habitantes de este planeta legado de Dios que en su tiempo, “Todo lo hizo hermoso; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin” Eclesiastés 3:11.

Apreciemos pues y valoremos la magnificencia otorgada por Dios a este planeta y quizás todavía podamos revertir su destrucción total.

Concluído

Impactos: 89