fbpx

“Todas las cosas me son lícitas, más no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, más yo no me dejaré dominar de ninguna”. 1ra de Corintios 6:12

INTRODUCCION

En este estudio abordaremos las distintas temáticas relacionadas a algunas culturas,  no precisamente las que cultiva el hombre para su desarrollo integral, sino  que por la práctica de la humanidad se han establecido.

El título de nuestro tema se refiere a la Cultura que Mata.; muy arraigada en muchos países, como: cultura de violencia intrafamiliar o doméstica, de discriminación, de soborno,  tecnología,  alimenticia,  negligencia, idolatría, muerte y màs.

CULTURA DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR O DOMESTICA

“Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como así mismo; y la mujer respete a su marido” Efesios 5:33.

La violencia intrafamiliar es un problema socio cultural. Ninguna de las distintas capas sociales existentes escapa de la práctica de estos aberrantes actos.  La cultura de violencia y muerte ha sido implantada por la misma humanidad y no es discriminatoria, ya que en ella—la violencia—la forman ricos, pobres, nivel académico etc.  Las causas de la violencia doméstica tienen diversos matices.  Según estadísticas el machismo, y feminismo tienden a aumentar los derechos de poder absoluto  y control de uno de los dos cónyuges.  La violencia intrafamiliar, no solo se limita al ámbito conyugal sino también afecta a los hijos, ancianos, etc.

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

La psicóloga chilena Ximena Santa Cruz Bolivar nos ofrece su concepto sobre esta temática “Para que se pueda hablar de violencia intrafamiliar debe existir un abuso, maltrato o abandono permanente, repetido y habitual.  Según quien sea el agredido y la forma de manifestación de la agresión se puede tipificar como: abuso físico, sexual, emocional, financiero, abandono físico etc”.

Según estadísticas en nuestro país—Guatemala – las agresiones son de carácter física y psicológica—uso de malos tratos, intimidación, maltratos emocionales, aislamiento, coacción, amenazas etc—, que proviene con más incidencia por parte de los hombres.

Con relación a la violencia física ésta se ha convertido en la actualidad en denominador común entre parejas,

con saldos trágicos de altos índices de femicidio.

El apóstol Pablo proporciona algunos lineamientos en pro de los consortes que afrontan crisis intrafamiliares “Así también los maridos deben amar — estimar o apreciar – a sus mujeres como a sus mismos cuerpos.  El que ama a su mujer, así mismo se ama.  Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida” Efesios 5:28 y 29.

El apóstol Pedro amplia el consejo paulino “que los maridos, a su vez, lleven la vida común con tino –acierto, juicio, habilidad, destreza, cordura etc—sabiendo que la mujer es un ser más delicado.  Asimismo que les tengan consideración, pues han de compartir juntos el don de Dios que lleva  a la vida.  Hagan esto y Dios no demorará en escuchar lo que le pidan” 1ra de Pedro 3:7 versión Latinoamérica.

AGRESION PSICOLOGICA

Según la doctora Ximena Santa Cruz Bólivar existen varios factores psicológicos de agresión contra la o el cónyuge: “uso de la intimidación,  de malos tratos emocionales, burlas y humillaciones, hasta el acoso, asedio o negación de los sentimientos de la pareja, dañando la estabilidad emocional de quien la recibe; en estas crisis es muy común la violencia verbal”.  Se produce ésta cuando alguien insulta u ofende a otra persona menguando su autoestima. 

El salmista David expone los efectos de los ataques verbales de una persona a otra:

“Las palabras de su boca son inequidad y fraude, ha dejado de ser cuerdo y de hacer el bien.  Medita maldad sobre su cama;

está en camino no bueno, el mal no aborrece” Salmo 36:3 y 4.  

Lo expuesto por David nos permite hacer el siguiente análisis: las palabras del abusador o abusadora son iniquidad—injustas—fraude –de mala fe–.  Ha dejado de ser cuerdo—locura–. 

Finalmente medita su maldad sobre su cama. Este es el “retrato” hablado de una persona abusadora que daña la parte emocional de su pareja.  Es un proceso que empezó con palabras denigrantes para que finalmente raye en la locura; y lo que es peor, son actitudes que el agresor ha meditado; su plan de acción es deliberado.

El apóstol Pablo insta a todas las parejas en crisis familiares evitar llegar a estos extremos “Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo”. Efesios 4:26.  Pedro llama a la pareja a tener dominio propio 2da de Pedro 1:6 ¿Qué es dominio propio? Según la enciclopedia Encarta “Es la capacidad que nos permite controlar a nosotros mismos y nuestras emociones,  no que éstas nos controlen a nosotros; sacándonos la posibilidad de elegir lo que queremos sentir en cada momento de nuestra vida”. Recordemos el consejo del sabio “La blanda respuesta quita la ira; más la palabra áspera hace subir el furor” Proverbios 15:1.

EQUIDAD DE GÉNERO

Por ser muy compleja la vida conyugal y que en determinados momentos se toman decisiones que trascienden, la mujer también tiene derecho de decidir, por ejemplo, sobre el número de hijos que concebirá; hasta ahora en la mayoría de veces es decisión exclusiva del hombre que hace de su esposa un objeto de su propiedad.  Esta cultura de machismo lamentablemente ha penetrado al seno de la iglesia, especialmente en el área rural.  Dios también otorgó a la mujer la facultad de pensar y decidir; y con justicia, la procreación debe ser consensuada. Meditemos en las palabras del sabio “El que halló una mujer, halló la felicidad; ha conseguido el favor de Javé” Proverbios 18:22. Versión Latinoamérica.  ¿Favor de Javé? ¿Por qué? En la actualidad muchas mujeres luchan por abrir espacios en la sociedad y desempeñan alguna función, coadyuvando así al presupuesto familiar.  Además, a ella se le asigna el cuidado de los niños y las tareas del hogar.  De allí la confirmación de la palabra del Eterno “Después dijo Javé, no es bueno que el hombre este solo, haré pues un ser semejante a él para que lo ayude” Génesis 2:18.  La versión antigua traduce: “harele ayuda idónea para él” es decir conveniente, apropiado etc.  Por eso, “los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos.  El que ama a su mujer asimismo se ama” Efesios 5:28.

MALTRATO INFANTIL

Según la psicóloga Ximena Santa Cruz la agresión infantil puede manifestarse en distintos tipos: abuso físico, maltrato emocional, abandono físico, abuso financiero, abandono emocional, que en esta parte analizaremos brevemente.

Abuso físico: se define como cualquier acción agresiva –golpes—por parte de los padres que provoca daño físico

y que coloca a la víctima en grave riesgo. 

Las estadísticas revelan el creciente número de niños maltratados por ambos padres, sin embargo, por regla general el padre es el agresor.

Las causas por las que el niño sufre abuso físico de sus progenitores son muy variadas—alcoholismo, prostitución, drogadicción etc—.

¿Qué dice la palabra de Dios respecto al maltrato de los niños? “Y vosotros padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos EN DISCIPLINA y amonestación del Señor” Efesios 6:4.  La palabra exaltada de este versículo es la clave para gobernar y educar a nuestros hijos a través de la disciplina—conjunto de leyes o reglamentos— sin llegar a dañarlos físicamente. 

La versión Latinoamérica es más clara: “Y ustedes padres, no irriten a sus hijos, sino para educarlos, usen las correcciones y advertencias que puede inspirar el Señor”. Esta versión describe dos puntos importantes que debemos meditar: educar—dirigir, enseñar, instruir, perfeccionar las facultades intelectuales y morales del niño–¿Cómo desarrollaremos esta difícil tarea? definitivamente con el ejemplo de nuestros actos.  Nosotros somos los instructores de nuestros hijos obligados a desarrollar prácticas éticas-morales que se refleje en la vida de los niños.  “Usen las correcciones y advertencias que puede inspirar el Señor”.  En esta porción Pablo orienta a los padres establecer en el hogar medidas preventivas— conjunto de reglas—que impongan límites y restricciones que los niños deben respetar.  Si hubiese una transgresión a las reglas entonces será necesaria la aplicación de disciplina.

Debemos eliminar la cultura de violencia y sustituirla por un régimen rico en valores. 

Recordemos que los hijos son herencia de Jehová, Salmo 127:3, o regalo como expone la versión Latinoamérica.  Por lo tanto los padres tienen el compromiso moral con el Eterno de criar y educar hijos que tengan como estandarte los valores éticos que inspira el Señor.

MALTRATO EMOCIONAL

Según la enciclopedia Encarta “es el maltrato psicológico que una persona ejerce sobre otra, este tipo de maltrato comprende

actitudes, acciones y palabras como  humillación, insultos, gestos de desaprobación, etc”. 

El niño que pertenece a una familia disfuncional es víctima del daño emocional que recibe de los padres, una vez que éstos le faltan el respeto.  El concepto que nos presenta la enciclopedia Encarta— el maltrato psicológico que una persona ejerce sobre otra—es la forma típica de enseñorearse sobre su víctima, es decir que la voluntad del niño es controlada por los agresores.   El sabio reprueba esta acción… “Hay tiempo en que el hombre se enseñorea del hombre para mal suyo” Eclesiastés 8:9.  Una vez que el niño es sometido sobrevendrán contra él todo tipo de daño emocional—ofensas, descalificación, etc–.  Cuando se descalifica a un niño muere la seguridad en sí mismo, la confianza, iniciativa, criterio—derecho de pensar—esto desencadena la pérdida total de su autoestima llegando en casos extremos de aborrecerse así mismo por la desvalorización de que ha sido objeto.  En este estado el niño precisará ayuda psicológica intensa para restaurar su personalidad.

El apóstol Pablo demanda a los padres abusadores una reflexión pronta de sus actos “Padres, no exasperéis—irritar con exceso, hacer más intenso un dolor, enfurecer etc— a vuestros hijos, para que no se desalienten” Colosenses 2:21.  Debemos recordar que los hijos son la prolongación de uno.  Ellos nunca pidieron venir al mundo—por amor, pasión o por conveniencia—ellos no entienden esto, lo que si es cierto que tienen derecho de ser amados y respetados.  Una infancia abonada con amor y comprensión será el reflejo del hombre exitoso del mañana.  El niño no es un adulto pequeño.

ABANDONO EMOCIONAL

“Definido como la falta persistente de respuesta por padres a ciertas señales o expresiones emocionales del niño,

o los intentos de aproximación, interacción o contacto hacia dichos adultos” fuente: Enciclopedia Wikipedia.

 Hoy en día muchos matrimonios—por las necesidades a suplir en el hogar—trabajan fuera, y en este ambiente ignoran las señales o expresiones emocionales de los niños.  No hay tiempo para escucharlos.  Regularmente a esta edad los niños navegan en un mar de dudas e inquieren por respuestas certeras y oportunas y en ausencia de éstas les afecta especialmente en el área escolar; el niño baja su rendimiento por déficit de atención de los padres. 

En muchos hogares de familias pudientes los padres sustituyen—el tiempo que no les brindan a sus hijos—,  por ejemplo: con costosos regalos, sin embargo,  todo esto no llena las necesidades del niño e intentará interactuar con sus padres; sin lograrlo.  Entonces el niño se aísla a pesar de estar “acompañado”.  A partir de estas acciones los padres se insensibilizan de los requerimientos emocionales del niño, no existe conexión entre padres e hijos porque se pierde la consciencia del delicado papel de conducir a sus hijos.  

ABANDONO FÍSICO

 Esto sucede, cuando por ejemplo, ocurre un divorcio.  Los niños son las verdaderas víctimas que sufren necesidades físicas básicas como la alimentación, educación, vestuario, salud etc.  En esta situación los niños viven verdaderas crisis del total abandono—más común del padre— que provoca en ellos confusión, ansiedad y muchas veces desemboca en crisis depresivas; es más, a veces se sienten culpables por la ruptura conyugal de sus padres.  Sin la figura paterna en el hogar el niño caminará a la deriva, buscará identificarse con alguien ajeno a su círculo familiar, –sentido de pertenencia– .  De allí que es muy común que los niños abandonados a su suerte se integren a alguna pandilla juvenil.

Lamentablemente esta cultura está en apogeo especialmente en los países latinoamericanos por padres irresponsables que matan un futuro promisorio de los hijos hundiéndolos en la miseria.

Hoy en día, las naciones unidas han creado unas instancia denominada “Fondo Internacional de Emergencia para la Infancia” (UNICEF) que vela y promueve los derechos del niño a nivel internacional.  La labor de esta institución es encomiable, sin embargo, los niños más que eso necesitan para su cuidado verdaderos padres con principios y valores.

MALTRATO A LOS ANCIANOS

“Delante de las canas te levantarás y honrarás el rostro del anciano Levítico 19:32.

En la violencia intrafamiliar, tampoco escapan los ancianos de este flagelo.  Una persona adulta mayor puede ser maltratada por cualquier miembro de la familia, generalmente la violencia procede de los hijos, y en esto haremos énfasis en esta parte. Estudiosos de la psicología opinan que “el maltrato hacia los ancianos es producto de una deformación de nuestra cultura, que siente que lo viejo es inservible e inútil.  De una u otra manera los ancianos son sentidos como estorbo, y como una carga que se debe llevar a cuestas.  Por ello son generalmente abandonados y enviados a otros lugares en un momento en que requieren apoyo y asistencia de parte de los hijos.  La agresión psicológica y física se da fundamentalmente en personas que están a cargo del cuidado de los ancianos. 

La mayoría de los abuelos, no “entienden” porque se les agrede o ni siquiera lo recuerdan después,

y es la manera de “hacerlos entender”.

¿Aprueba Dios esas acciones?  Desde el principio el Señor ha tenido en alta estima a los padres y los ha protegido de los malos hijos “Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre de cierto morirá; a su padre o a su madre maldijo, su sangre será sobre él” Levítico 20:9.  En efecto, en la antigüedad, Dios no toleró agresiones físicas o verbales de los hijos hacia sus progenitores, y estableció un castigo severo como lo explican los siguientes versículos “Si alguno tuviera algún hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de su padre ni a la voz de su madre, y dirán a los ancianos de la ciudad: este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho.  Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán y morirá” Deuteronomio 21:18, 20 y 21.

¿Por qué se ha vuelto como norma el maltrato a los adultos mayores? ¿Estos desmanes quedarán sin castigo? 

A la inversa, ¿existe la bendición a todos los hijos que aman y protegen a sus padres en la vejez? Un anciano es un ser semejante a un niño por ser indefenso y necesitado de amor y afecto.  Cuando a un anciano se le resta valor— maltrato emocional—según los especialistas en esta materia, refieren que “es muy común ser víctimas de depresión, sus defensas se reducen trayendo consigo muchas enfermedades inexplicables; peor aún si es expulsado de su residencia y trasladado a un asilo—abandono físico—envejecerá más rápido y se desencadenará su muerte”. 

Job explica que los ancianos son una fuente de conocimientos que los hijos deben valorar . 

El recorrido por la vida que han emprendido nuestros viejitos no ha sido en vano, en el ámbito de su existencia han acumulado experiencias que les han dejado lecciones buenas o malas, que compartirán con su descendencia.  De allí Job explica que en ellos está la ciencia—conocimiento exacto y razonado de ciertas cosas—y la inteligencia— facultad de comprender, de conocer—.

En los escritos del nuevo testamento, el Señor reitera el respeto y consideración para los adultos mayores “No reprendas al anciano sino exhórtalo como a padre” 1ra de Timoteo 5:1.

El apóstol Pedro llama a la juventud a guardarle sumisión y respeto a los ancianos “Igualmente, jóvenes estad sujetos a los ancianos…” 1ra de Pedro 5:5.

Hoy en día, las distintas capas sociales viven sin valores y la violencia domestica ha dañado a un grueso número de adultos mayores.  Esta práctica es muy común en estos días, amén, de los ancianos que han perdido la vida en manos de sus propios hijos “Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables” 2da Timoteo 3:2 y 3.  El proverbista explica la condición de los malos hijos: “Al que maldice a su padre o a su madre, se le apagará su lámpara en oscuridad tenebrosa” Proverbios 20:20.  Esta es la triste situación que experimentan éstos.  Se apaga su lámpara ¿ cuál lámpara? “Eres mi lámpara oh Jehová; mi Dios alumbrará” 2da de Samuel 22:29.  Esta luz que se apaga ya no alumbrará más la razón y el entendimiento del desnaturalizado hijo y caminará en tinieblas y en prisión tenebrosa de maldad, y se alejarán de él las bendiciones del Eterno. 

¿Actuamos mal contra nuestros padres, porque fueron ingratos con nosotros? No nos asiste el derecho de señalarlos y menos aún en convertirnos en sus jueces y verdugos, porque al final cada uno dará cuenta de sí ante el Trono Blanco.

Deseamos finalizar esta parte transcribiendo las múltiples bendiciones para los buenos hijos que aman y honran a sus padres “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” Éxodo 20:12.  En la dispensación evangélica el apóstol Pablo ratifica esta bella promesa “Honra a tu padre y a tu madre que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida, sobre la tierra Efesio 6:2 .

CULTURA DE DISCRIMINACION

“Donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncision, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos” Colosenses 3:11.

¿Qué es discriminar? “Diferenciar, separar.  Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad”—Diccionario Larousse—

La discriminación es una cultura antiquísima, tanto así que el Señor normó a su pueblo para que desechase esta práctica “No tuerzas el derecho, no hagas acepción de personas…” Deuteronomio 16:19.  Sin embargo esta cultura no ha disminuido; ha tomado auge a través de los tiempos hasta hoy en día.

Continuarà…

LA IGLESIA DE DIOS Y SU TEMATICA

Impactos: 11